5 feb. 2016

Los Arabs











1 comentario:

  1. Una buena esperiencia tuve con un árabe, durante un viaje de trabajo en Tánger. Tenia 24 años y era mi primer trabajo de responsabilidad para la Empresa. En el hotel conocí al Jefe de la cuadrilla de la empresa mixta que participaba en nuestro proyecto. Aquel árabe mantenia un trato muy estrecho laboralmente conmigo y su simpatia y atenciones conmigo enseguida fraguaron una buena amistad. Dejé el hotel y me intalé en su casa. Aquel macho tan fuerte, alto, varonil y atractivo, enseguida supo seducirme. Era un macho muy dominante que tenia muy claro para que le servia yo, pero no olvidaré sus penetraciones, follaba con fuerza bombeando salvajemente hasta llevarme al orgasmo. Tan viril que a veces llegaba a penetrarme tres veces en el día. Fue un año inolvidable. Tras tenerme totalmente sometido, varios meses después me confesó que estaba casado.

    ResponderEliminar